Martes, 14 Julio 2020

Divorcio de mutuo acuerdo en Portugal: procedimiento y ventajas

VolverEl Departamento de Familia y Empresa Familiar de Belzuz Abogados, S.L. se centra en este artículo en la cuestión del Divorcio de Mutuo Acuerdo en Portugal, su concepto, formalidades y ventajas.

Cuando la vida conyugal entra en ruptura, la ley permite poner fin a la vida en común de varias formas, ya sea por decisión conjunta o individual de los cónyuges.

Una de estas formas es el divorcio. El divorcio termina definitivamente con el matrimonio, haciendo que se extingan los deberes conyugales, tales como el deber de respeto, fidelidad, cohabitación, cooperación y asistencia.

Tras el divorcio, los excónyuges dejan de tener cualquier deber entre ellos, a excepción de un eventual deber de alimentos.

El ordenamiento jurídico portugués considera dos modalidades de divorcio: una es el divorcio de mutuo acuerdo y la otra el divorcio sin acuerdo de uno de los cónyuges.

En este artículo, nos centraremos en el divorcio de mutuo acuerdo.

El divorcio de mutuo acuerdo consiste en una modalidad de divorcio en la que los dos cónyuges, de mutuo acuerdo y sin tener que revelar la causa, requieren la disolución de su matrimonio.

Es lo que se llama “vía amistosa” de la disolución del matrimonio.

A su vez, esta modalidad de divorcio puede ser solicitada de dos formas:

• Por los dos cónyuges, de mutuo acuerdo y en cualquier momento, en cualquier Registro Civil. Para ello, los cónyuges tienen que estar de acuerdo en todas las cuestiones esenciales, tales como la lista de bienes comunes, el reparto de bienes, la regulación de las responsabilidades parentales cuando existan hijos menores, el acuerdo sobre la prestación de alimentos al cónyuge que carezca de los mismos, el destino de la casa familiar, en caso de que exista, así como el destino de los animales de compañía;

• O puede ser solicitado en el juzgado, en los casos en los que los cónyuges están de acuerdo en divorciarse, pero no han llegado a acuerdo sobre algunas de las cuestiones esenciales anteriormente mencionadas.

Por consiguiente, el divorcio de mutuo acuerdo solicitado en el Registro Civil presupone la entrega de una petición firmada por ambos cónyuges o por sus procuradores, petición que deberá estar acompañada de la siguiente documentación: lista especificada de bienes comunes con la indicación de los respectivos valores y, en caso de que ya exista, acuerdo sobre el reparto, el certificado de la sentencia judicial que haya regulado el ejercicio de las responsabilidades parentales o acuerdo sobre el ejercicio de esas responsabilidades parentales cuando existen hijos menores y no haya habido previamente regulación judicial, acuerdo sobre la prestación de alimentos al cónyuge que carezca de los mismos, acuerdo sobre el destino de la casa familiar, certificado de la escritura de acuerdo prematrimonial, en caso de que se haya celebrado y, por último, acuerdo sobre el destino de los animales de compañía, en caso de que existan.

Recibida la petición, el Registro convoca a los cónyuges para una reunión, en la cual comprueba que se cumplen los supuestos legales y examina los acuerdos que se han anexado al procedimiento.

Cabe destacar que, si existen hijos menores y si se ha presentado acuerdo sobre el ejercicio de las responsabilidades parentales de estos, el Registro está obligado a enviar ese acuerdo al Ministerio Público, al Juzgado de Primera Instancia correspondiente, para que este se pronuncie sobre el acuerdo presentado en un plazo de 30 días, de forma a averiguar si este vela por los intereses de los hijos menores.

Si el Ministerio Público presenta un dictamen negativo, debe proponer la modificación y los respectivos términos, remitiendo el proceso al Registro, que a su vez deberá notificar a los solicitantes.

En caso de que el Ministerio Público presente un dictamen positivo al acuerdo relativo al ejercicio de las responsabilidades parentales, el funcionario homologa los acuerdos y decreta el divorcio.

Debemos señalar que hasta la que se homologuen los acuerdos y decreten el divorcio, cualquiera de los cónyuges puede desistir del proceso de divorcio.

Las decisiones emitidas por el Registro Civil tienen el mismo efecto que las sentencias judiciales.

En lo que respecta al divorcio de mutuo acuerdo solicitado en el juzgado, en los casos en los que existe acuerdo de los cónyuges respecto al divorcio, pero no respectoa las cuestiones esenciales anteriormente mencionadas, incumbe al juez decidir los efectos del divorcio con respecto a estas cuestiones, como si se tratase de un divorcio sin consentimiento.

Son varias las ventajas que tienen los cónyuges al optar por este tipo de divorcio “amistoso”.

En primer lugar a nivel patrimonial, ya que un divorcio solicitado en el Registro Civil es más económico que un divorcio solicitado en el juzgado y que está sujeto a impuestos y costas judiciales.

La otra ventaja es la celeridad de su tramitación, a la que se le añade el hecho de que los cónyuges no tienen que decir el motivo por el que pretenden divorciarse.

Por último, la ventaja quizás más importante se refiere al hecho de que los cónyuges están de acuerdo no solo con el divorcio, sino también con todas las cuestiones esenciales inherentes al mismo, lo que evitará ciertamente un desgaste emocional, minimizando el sufrimiento, ya sea de los cónyuges o incluso de los hijos.

El Departamento de Familia y Empresa Familiar de Belzuz Abogados SL – Sucursal en Portugal, tiene un equipo capaz de prestar un asesoramiento adecuado a los cónyuges que pretenden divorciarse, aconsejándoles siempre de forma que se protejan tanto sus intereses como los de sus hijos, en caso de que existan.

 Carla Priegue Carla Priegue 

Departamento de Derecho de Familia y de Empresa familiar

 

Belzuz Abogados SLP

La presente publicación contiene información de carácter general sin que constituya opinión profesional ni asesoría jurídica. © Belzuz Abogados, S.L.P., quedan reservados todos los derechos. Se prohíbe la explotación, reproducción, distribución, comunicación pública y transformación total o parcial, de esta obra, sin autorización escrita de Belzuz Abogados, S.L.P.

Madrid

Belzuz Abogados - Despacho de Madrid

Nuñez de Balboa 115 bis 1

  28006 Madrid

+34 91 562 50 76

+34 91 562 45 40

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lisboa

Belzuz Abogados - Despacho de Lisboa

Av. Duque d´Ávila, 141 – 1º Dtº

  1050-081 Lisboa

+351 21 324 05 30

+351 21 347 84 52

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Oporto

Belzuz Abogados - Despacho de Oporto

Rua Julio Dinis 204, Off 314

  4050-318 Oporto

+351 22 938 94 52

+351 22 938 94 54

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Negligencias médicas Portugal

+351 968559667

PRIMERA CONSULTA GRATUITA


Asociaciones