Viernes, 02 Julio 2021

El error médico en Portugal y su prueba en los tribunales

VolverComo en cualquier otro ámbito de la responsabilidad civil, en el ámbito de la responsabilidad sanitaria, la aportación de pruebas es fundamental para poder declarar la existencia de responsabilidad de un profesional de salud por una actuación contra la lex artis. Es decir, solamente las pruebas que se practiquen en el juicio permitirán al tribunal obtener la información necesaria para valorar las conductas del profesional sanitario y determinar si, en el caso analizado, existen o no motivos para conceder alguna indemnización por los daños y perjuicios causados, siempre que éstos se relacionen, causalmente, con la conducta del profesional.

Por ello, se recomienda a todos los perjudicados que interpongan demandas de esta naturaleza que utilicen los medios de prueba legalmente admisibles, en particular la prueba documental y pericial, de forma que sea posible valorar el error médico que se discute en la demanda judicial. En este sentido, debemos entender el error médico como una falta profesional y técnica del profesional sanitario que ha de ser valorada, concretamente en sede judicial, por el juez de la causa, ya que entre los errores puede haber aquellos que efectivamente violan la lex artis (y en consecuencia pueden ser indemnizados) y aquellos que, a pesar de haberse producido, no producen ninguna responsabilidad en la esfera jurídica del profesional de salud y/o de su aseguradora, en su caso.

Por lo tanto, corresponde a la parte que alega la existencia de un error médico indemnizable, es decir, al demandante, probar que el error en cuestión, por su naturaleza, es susceptible de generar responsabilidad en el profesional de salud y que esa situación no es sólo el resultado de un conjunto de circunstancias que no aplican al caso concreto (por ejemplo, que el error era imposible de evitar o no tenía relación con el daño que el demandante dice haber sufrido). Por lo tanto, la elección de los medios de prueba que se utilizarán en un juicio es esencial y el asesoramiento jurídico es indispensable. En este sentido, Belzuz Abogados cuenta con un equipo de abogados con amplia experiencia en la prestación de servicios jurídicos en procedimientos de análisis de negligencias médicas.

Dado que el ordenamiento jurídico portugués establece que la carga de la prueba recae sobre el reclamante (normalmente, el paciente), son innumerables las situaciones en las que la prueba es prácticamente imposible para la parte, que se encuentra desamparada en una materia técnica que no domina y sobre la que debe aportar prueba de la existencia de un error inexcusable por parte del demandado o demandados.

En este sentido, la Sentencia del Tribunal de Apelación de Oporto de 08/03/2019, disponible en www.dgsi.pt, señala que la "prueba de la responsabilidad civil del médico, en caso de dificultades probatorias o dudas persistentes, se considera un momento esencial del proceso judicial. Porque esto es así, el juez no puede limitarse a afirmar que el perjudicado o presunto perjudicado, por tener la carga de la demostración de la antijuridicidad (y, según la situación, también de la culpabilidad), debe resignarse a las consecuencias de un posible error que no demuestre, sin movilizar todo el conjunto de medios de prueba (especialmente la pericial) que se vea posible en cada situación".

Existe, por tanto, una corriente jurisprudencial que considera que, en virtud de la carga de la prueba que recae sobre el demandante en este tipo de procesos, el juez tiene "la facultad y el deber de ordenar las diligencias que considere necesarias para el descubrimiento de la verdad material". Esto puede incluir, entre otras situaciones, la solicitud de oficio por parte del juez de un peritaje médico si el demandante no lo ha solicitado o no puede asumir los costes asociados al mismo. El mismo principio debe aplicarse a los casos en los que el demandante, por desconocimiento o falta de medios, no haya podido obtener la documentación clínica necesaria para valorar la conducta del profesional sanitario, en cuyo caso el tribunal, de oficio y con vistas a descubrir la verdad material, debe ordenar que se obtenga dicha documentación.

En conclusión, en los casos en los que se discute la apreciación de un error médico, corresponde al demandante demostrar que constituye una negligencia médica y, en consecuencia, genera responsabilidad. En este contexto, el tribunal debe, en la medida de sus competencias y con el fin de descubrir la verdad material, solicitar de oficio todos los medios de prueba que considere pertinentes para la discusión del caso

 Ricardo Meireles Vieira Ricardo Meireles Vieira 

Responsabilidad Médica | Portugal

 

Belzuz Abogados SLP

La presente publicación contiene información de carácter general sin que constituya opinión profesional ni asesoría jurídica. © Belzuz Abogados, S.L.P., quedan reservados todos los derechos. Se prohíbe la explotación, reproducción, distribución, comunicación pública y transformación total o parcial, de esta obra, sin autorización escrita de Belzuz Abogados, S.L.P.

Madrid

Belzuz Abogados - Despacho de Madrid

Nuñez de Balboa 115 bis 1

  28006 Madrid

+34 91 562 50 76

+34 91 562 45 40

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lisboa

Belzuz Abogados - Despacho de Lisboa

Av. Duque d´Ávila, 141 – 1º Dtº

  1050-081 Lisboa

+351 21 324 05 30

+351 21 347 84 52

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Oporto

Belzuz Abogados - Despacho de Oporto

Rua Julio Dinis 204, Off 314

  4050-318 Oporto

+351 22 938 94 52

+351 22 938 94 54

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Negligencias médicas Portugal

+351 968559667

PRIMERA CONSULTA GRATUITA


Asociaciones